LEY ELECTORAL EN LA ACTUALIDAD INJUSTA-agr

LEY ELECTORAL EN LA ACTUALIDAD INJUSTA

La Legislación electoral española en mi opinión debería cambiarse en cuanto si bien la Ley D’Hont en su contenido es realmente viable, no lo es tanto en el reparto que no siempre se realiza con la proporcionalidad razonable,favoreciendo así especialmente a los partidos mayoritarios, al contrario de lo que se pretendía ,que los partidos pequeños, pudieran obtener una representación en la activación parlamentaria.

Lo que realmente perjudica a los pequeños partidos es la exclusión de las listas que no alcancen un 5%  de votos en las elecciones Locales,Autonómicas y Generales.No es por la ley en si,sino por la aplicación  o interpretación interesada sore la misma,
que ni siquiera nos permiten la libertad de reclamar o presentar nuevos proyectos.

A continuación podéis ver un vídeo que nos explica con bastante detalle todo lo que en la actualidad seguimos discutiendo, y hago especial hincapié, habría que realizar  una buena reforma en la Ley Electoral vigente, que permitiera Listas Abiertas, algo que jamás con el Partido Popular renociendo su declive y diría yo muerte política de Mariano Rajo y todo el equipo de su nefasto gobierno lleno de corrupción en sus filas de cargos públicos protegidos incluso por su propio presidente, el peor de todos los tiempos en mi opinión de nuevo, que hemos tenido en España, y que a la hora de votar no podemos olvidar donde fueron a parar sus promesas, realizando justamente lo contrario de lo prometido, con ellos, jamás llegaran.

Nota: Ha pasado el tiempo y todo está mucho peor,España sin gobierno, uno que solo pretende perpetuarse ,corruptos hasta que no podamos ni comer el resto, por los grandes abusos que hacen con el dinero público.

Pero ellos siguen cobrando, a pesar de no mover un dedo para conseguir los acuerdos necesarios en restablecer un buen equipo de gobierno,que pongo en duda podremos conseguir. Lo que está pasando en Cataluña, es precisamente por su falta de gobierno eficaz,

OPINANDO EN LIBERTAD
ELECCIONES GENERALES
CORRUPCIÓN POLÍTICA